Salir a cazar pokémons, ejemplo de videojuego de realidad aumentada capaz de promover el ejercicio físico

Jueves, 1 Septiembre 2016
por Miguel Brito

La combinación de tecnología de realidad aumentada (RA), geocaching (consiste, por parte de una persona, en esconder objetos en el campo o en la ciudad y posteriormente apuntar las coordenadas geográficas de ese punto mediante un receptor GPS y hacerlas públicas) y otras técnicas novedosas para crear innovadores videojuegos activos (en los que el usuario interviene con mucha más actividad física que la de simplemente accionar dispositivos de control), puede tener importantes repercusiones en la salud de la población.

En un breve análisis a cargo de Tom Baranowski, profesor de pediatría en la Universidad Baylor de Medicina (Baylor College of Medicine) en Houston, Texas, Estados Unidos, este identifica muchas lecciones que podemos aprender del éxito del videojuego activo Pokémon Go, en el cual los jugadores pueden acumular horas caminando, mientras persiguen físicamente las criaturas animadas Pokémon, basadas en imágenes de video y mostradas en sus teléfonos inteligentes. Baranowski anima a los investigadores a llevar a cabo estudios bien diseñados con el objetivo de evaluar los efectos para la salud de los videojuegos activos. Los desarrolladores de juegos de este tipo podrían después utilizar esta información para crear otros nuevos que serían tanto divertidos de jugar como especialmente beneficiosos al promover la actividad física.

Pokémon Go estimuló sin pretenderlo cantidades sustanciales de actividad física en muchos jugadores que normalmente eran sedentarios, tal como destaca Baranowski. En palabras suyas, podríamos considerar esto como una programación subliminal de ejercicio físico en la población.